PERSONA
GRAFICA
FOTOGRAFIA
DIBUJO
SERIGRAFIA
CONTACTO


Omar es vorágine pero no confusión. Todo lo contrario. Vorágine por la pasión con la que vive su trabajo. Por la estética que es lo que hace para vivir. Una estética que surge de la armonía. Una estética que es el equilibrio entre la teoría y la práctica. Entre el saber y el conocer.

Es barrio en Buenos Aires y creación en el The Andy Warhol Museum. Y en ambos espacios, el mismo artista. El que se ve en esa serigrafía espejo interior -su autorretrato- publicado en el site del Museo Warhol, allí en Pittsburgh, Pensilvania.

Es el instante en New York donde su mirada captura a un Empire State Building que es fotografiado millones de veces por día pero es su click el que prevalece, y se estampa nada menos que en la página de Facebook del Empire. ¿Por qué? Por esas razones que la razón no entiende pero que tiene un nombre: arte.

A Omar lo conocí en una editorial especializada en Moda. Allí dejó en cientos de páginas uno de los tesoros más preciados que posee: su mirada. Una mirada donde el ya mencionado Warhol conjuga con David Bowie y Salvador Dalí para armar una constelación única.

Si algunos de ustedes se cruza por la calle con alguien vestido con una remera donde habitan estos creadores, no lo duden, el dibujo de Omar está ahí, con ese pulso inspirado en esa esteticísima trinidad.

A todo esto, me permito contarles un secreto: Omar deshace el prejuicio que tienen los redactores con los diseñadores. Desarma con la calle que da tener los pies en el barrio y la cabeza en el cielo.

Con el correr del tiempo supe lo que ya intuía: había hecho su carrera de diseñador gráfico en la Universidad de Buenos Aires al mismo tiempo en que trabajaba en diversas ocupaciones. Hoy, luego de todos estos años, puedo decir que trabajar con Omar es una buena experiencia. "Buena experiencia" son palabras que apestan a formalidad y no, no corresponde... Trabajar con Omar está buenísimo. Porque siempre ve donde nadie miró antes...

Eduardo Betas
Redactor

©2017 OMAR BARROZO todos los derechos reservados.